Curiosa escena tras el partido entre el Colonia y el Borussia DortmundHaaland marcó por partida doble, pero su equipo no fue capaz de pasar del empate (2-2) y el jugador se mostró especialmente descontento tras el pitido final.

Nada más concluir el encuentro, el jugador noruego puso camino hacia el túnel de vestuarios. En ese trayecto se cruzó con el español Jorge Meré, que le había pedido la camiseta. Se la quitó y se la dio haciendo gala de unas formas un tanto malas. Lejos de intercambiar elásticas con el rival, Haaland ni siquiera detuvo su paso y le tiró la suya de malos modos.