Hacía varios años que la Liga no tenía tres firmes candidatos a ganarla a falta de diez jornadas para su finalización. La última, la 2015/16 que se acabó llevando el FC Barcelona, que como este año el Atlético dilapidó una importante renta. Finalmente los culés se llevaron aquel título con un punto más que el Real Madrid y tres más que los colchoneros. Los de Simeone han dominado esta campaña la competición con puño de hierro, pero las dudas le han llegado en el peor momento, con el Barça en una racha impresionante y el Madrid también apretando. Cuatro puntos es la ventaja rojiblanca sobre los culés y seis sobre los merengues, y ahora el trío de cabeza mira su calendario y el de sus adversarios haciendo cuentas.

Además, dos duelos directos van a marcar quién será el campeón. El primero, dentro de dos jornadas, cuando el Real Madrid recibirá al FC Barcelona en el Di Stéfano el 10 de abril. El otro, el choque entre el conjunto azulgrana y el Atlético el fin de semana del 9-10 de mayo en la jornada 35.

Por ahora, el único que depende de sí mismo es el Atlético de Madrid, pero todos ellos tienen motivo para pensar en que pueden proclamarse campeones… y también para dudar de ello.