El Real Madrid anunció el martes la renovación de Luka Modric, que firmará un contrato hasta 2022, con lo que completará una década en el club blanco. El croata, de 35 años, terminaba contrato el 30 de junio y había recibido varias ofertas, aunque su decisión siempre fue continuar en el equipo donde consiguió el Balón de Oro de 2018.

El gran rendimiento de Modric durante la última temporada, donde participó en 35 partidos de Liga y 12 de Champions, ha terminado por convencer a Florentino Pérez. Desde su llegada en agosto de 2012, procedente del Tottenham, el centrocampista se ha convertido en una pieza indispensable para un equipo con el que conquistó cuatro títulos de la Champions.

A lo largo de sus nueve temporadas en Chamartín, Modric ha disputado 391 partidos, en los que sumó 28 goles y 61 asistencias. De momento ocupa la quinta posición en el ránking de futbolistas extranjeros con más participaciones en el Madrid, por detrás de Alfredo di Stéfano (396), Cristiano Ronaldo (438), Marcelo (528) y Karim Benzema (559).