Técnica del Pincel Seco y sus 5 Claves para el Éxito

Autor: / 20th julio, 2016 / Off

 

¿”Pincel Seco”? Aquí te explicamos en qué consiste esta técnica de pintura decorativa y cómo utilizarla para mejorar tus acabados al reciclar tus muebles.

 

El pincel seco es de lo más versátil dentro de la pintura decorativa , permitiendo desde acabados rápidos con sólo una brocha y dos colores, hasta sofisticadas terminaciones de varios tonos superpuestos.

 

Pincel Seco sobre mueble de CasaDecor 2014

Técnica de “pincel seco” sobre mueble pintado en el Taller de Tintura para la edición 2014 de CasaDecor (Madrid)

 Una misma técnica y distintos efectos

Básicamente existen dos tipos de acabados a pincel seco, dependiendo de la marca que deja la brocha sobre la superficie.

El primero de ellos puede recordarte al “decapado”,  por el efecto veteado conseguido con los trazos de distintos colores alternados.  Es el más vistoso por su movimiento y sus posibilidades a la hora de crear distintas texturas.  Estas características hacen que sea ideal para aplicar sobre tableros de mesas de comedor o cocina con mucho trote, tapas de aparadores, o mesitas auxiliares y de centro.

Imagen de técnica de “pincel seco” sobre mueble pintado en el Taller de Tintura

El segundo es más sutil, más discreto,  aunque no por ello más sencillo de aplicar cuando hablamos de superficies más o menos grandes.  Pruébalo sobre maderas talladas como marcos y copetes y te sorprenderá.  Superponiendo tonos diferentes sin dejar rastro de brocha o pincel, consigue romper con las terminaciones planas, a cambio de un aspecto con “alma”.  Pura magia por la profundidad que caracteriza a sus acabados con transparencia de colores: tres, cuatro… seis!

Pincel Seco

Mueble pintado con la técnica de “pincel seco” en el Taller de Tintura

Una técnica de pintura de aplicación fácil

Pintar a pincel seco garantiza rapidez y algo muy importante, seguridad.  ¿Por qué? Muy sencillo, el “alma” del que te hablo más arriba es el resultado de un trabajo muy manual, “imperfecto”.  Y es precisamente esta imperfección lo que hace que sea muy, muy natural. Además, si se va la mano, siempre podrás repetir el proceso sobre manchas o pinceladas poco convincentes para equilibrar el resultado, volviendo a alternar los colores.

 

Y práctica como ninguna…

Utiliza esta técnica de pintura decorativa, para rectificar color, oscurecer, aclarar tono, o dar movimiento a piezas ya pintadas. Y si buscas superficies “sufridas”, preparadas para aguantar mejor el uso cotidiano, te irá que ni pintada. Y  como no, decora como pocas. Porque, aunque es una técnica que luce mucho sobre muebles antiguos o rústicos, sobre diseños lineales, minimalistas y contemporáneos,  el éxito está garantizado.

 

 Ahora, las 5 CLAVES para acertar al más puro estilo “pincel seco”

Practica con ellas y  conseguirás un buen trabajo:

1. Parte de una superficie pintada con, al menos, dos manos de pintura.

2. Utiliza una brocha plana y con las cerdas bien secas, ya que de lo contrario se perderá la huella de la brocha.

3. Carga la punta de las cerdas con poca cantidad de pintura (de aquí viene el nombre de la técnica), descargando sobre papel, trapo o bandeja la cantidad sobrante, si fuera preciso.

4. Aplica siempre pinceladas bien rectas. No importa la dirección: horizontal, vertical o en diagonal, pero el trazo será firme siempre y sin “barridos”.

 5. Alterna pasadas de distintos colores, dejando secar cada una de ellas antes de aplicar la siguiente.

 

 

Pintando con pincel seco

Estantería infantil pintada con “pincel seco” en el Taller de Tintura

 

 

                                                        Y ahora sí que sí…  ¡A triunfar!